Dolor de artrosis – Tipos, causas y tratamientos

dolor de artrosis

dolor de artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa que produce la inflamación de las articulaciones. Normalmente es común en muñecas, caderas, rodillas o columna vertebral. Los principales síntomas de la artrosis son el dolor, la inflamación y la incapacidad para generar movimientos normales como el caminar, subir escaleras o cerrar la mano.

El dolor de artrosis se produce por la inflamación y deterioro del cartílago, provocando que los huesos se vayan desgastando poco a poco. A medida que va desapareciendo el tejido del cartílago va aumentado la sensación del dolor. Además el hueso, reacciona creciendo por los lados y provocando deformación.

Causas del dolor de artrosis

A fecha de hoy no se han descubierto las causas exactas de la aparición de la artrosis. Pero existen algunos factores que se han  relacionado con su aparición:

 

  • Edad:Más probable en personas mayores de 50 años
  • Sexo: Más comú en en mujeres de 50-55 años.
  • Genética: puede ser también una enfermedad hereditaria.
  • Actividad laboral:
    La repetición de movimientos puede llevar a la sobrecarga articular. Es pro esto que determinadas profesiones como como peluqueras o albañiles son más propensas en desarrollarlas.
  • Actividad física elevada:
    Del mismo modo que en el punto anterior, los deportistas de alto nivel repiten de forma recurrente los mismos movimientos. Es por esto que pueden llegar a desarrollar una temprana artrosis.
  • Obesidad: No parece tener un factor determinante en su aparición pero si agrava los síntomas.
  • Traumatismos: Fracturas o lesiones pueden llegar a desencadenar una artrosis tras una mala cura.

 

Síntomas del dolor

A continuación describimos los síntomas más comunes del dolor de artrosis. Si parece algunos de ellos puede ser la causa.

  • Dolor articular
  • Limitación del grado de movimiento
  • Crujidos ante el movimiento
  • Rigidez articular
  • Deformidad
  • Dolor ante el movimiento.

 

El síntoma más molesto y preocupante de los pacientes de artrosis es  el dolor. En fases tempranas puede aparecer solo ante un esfuerzo y cesar con el reposo pero en fases más desarrolladas puede aparecer con el simple movimiento.

 

Prevención del dolor de artrosis

Al no conocerse la causa exacta que la origina no existe ninguna pauta que impida su desarrollo. No obstante, si existen ciertos consejos de sentido común que le ayudarán a prevenirla.

  • Haga ejercicio, pero de forma moderada
  • Mantenga una dieta sana y equilibrada
  • No fume
  • Controle su peso
  • Controle los deportes de impacto y en la medida de lo posible elija actividades como la natación. Sus articulaciones se lo agradecerán.
  • Revise su actividad labora

 

 

Tipos de artrosis

 

1- Artrosis en rodilla

La articulación de la rodilla soporta la mayor parte de los impacto durante el ejercicio. Es por eso que la artrosis de rodilla es una de las frecuentes. De hecho afecta más de un 10% de los españoles.
Podemos distinguir entre:

 

  • Artrosis de rodilla primaria: No tiene una causa clara. Su origen tiene más que ver con el envejecimiento y desgaste natural del cartílago.
  • Artrosis de rodilla secundaria: Es cuando si existe un desencadenante. Normalmente una lesión o fractura anterior.

2- Artrosis en manos

Es el segundo tipo de artrosis más común. Suele estar más relacionada con mujeres. Primeramente se desarrolla en la muñeca para irradiarse a toda la mano.

Suele ser muy visible porque tras inflamación los huesos van deformándose, provocando grandes cambios en los dedos. En etapas avanzadas este hecho impide realizar actividades cotidianas como la escritura.

 

3 – Artrosis en cadera

 

La artrosis en la cadera es aquella que afecta a la parte superior de la pierna. No es tan frecuenta como la de rodilla o manos. En general suele aparecer en personas por encima de los 50 años.

Al principal el dolor aparece al caminar largos recorridos pero en etapas más avanzadas puede molestar hasta el simple hecho de flexionar, cruzar o levantar las piernas. Incluso en reposo durante la noche.

 

Diagnóstico

 

La entrevista personal y la ecografía de alta resolución suelen ser las formas más eficaces de diagnosticar y revelar la inflamación de la articulación que se asocia a la artritis.

Tratamientos para el dolor de artrosis

 

No existe una cura o un tratamiento totalmente efectivo para combatir la artrosis. No obstante puede recurrir a diferentes pautase para mejorar el dolor sin provocar efectos secundarios.

Aquí les mostramos las pautas más corrientes para aliviar los síntomas:

 

Mantenga un peso corporal correcto

La obesidad no tiene relación con la aparición de artrosis pero si agravará los síntomas. Si padece artrosis en rodilla y además de sobrepeso el dolor será mayor. Un correcto peso evitará que sus articulaciones sufran más de lo necesario.

Calor y frío

Como en cualquier otro dolor o inflamación la aplicación de calor y frío puede ser de gran ayuda para reducir temporalmente el dolor. Mantenga una bolsa de gel siempre a su alcance para aplicar frío o calor según la necesidad. Recuerda no aplicarla directamente en la piel para no quemarte.

Medicación

La aplicación de medicamentos de libre distribucuión como analgésicos, antinflamatorios, o geles pueden ser de gran ayuda. No obstante, no recomendamos la automedicación. Visite su médico para consultarle si los puede complementar con su pauta seguida.

Hábitos posturales

Observe detenidamente las posturas que adopta a lo largo del día. Dormir, sentarte, comer o realizar cualquier otra actividad en posiciones incorrectas agravarán los síntomas.

Ejercicio para combatir el dolor de artrosis

El ejercicio físico protege la articulación y aumenta la fuerza nuestros músculos. Si bien es cierto, no cualquier ejercicio es válido si padeces de artrosis. Deportes de alto esfuerzo o impacto no serán adecuados. Caminar, nadar o la bicicleta pueden ser gran aliados para combatir y retrasar el avance de la artrosis.

No sobrecarge las articulaciones

Evite coger pesos excesivos, así como cargar el carrito de la compra en exceso. Cualquier sobrecarga en las articulaciones puede agravar los síntomas.

Calzado adecuado

Llevar un correcto calzado durante el día será vital para evitar sobrecargas por este hecho. Evite zapatos de tacón (si eres mujer)  y procure ir siempre lo más cómodo/a posible.