Dolor de huesos y articulaciones – Causas y Tratamientos

dolor de huesos y articulacionesEl dolor de huesos y articulaciones puede ser síntoma de muchos trastornos músculo-esqueléticos. En este artículo veremos cuales son las principales causas así como la forma de tratarlos.

Causas del dolor de huesos y articulaciones

Lesiones

Las lesiones producidas por contusiones durante la práctica deportiva o un accidente, son la causa más habitual de dolor de huesos y articulaciones. En función de la gravedad pueden comportar rotura o inflamación de la musculatura que los envuelve. En este sentido tenemos los conocidos esguinces de diferente grado, de los que ya hemos hablado en este blog al tratar sobre dolores de rodilla.

Artralgia

El dolor de articulaciones llamado artralgia, suele estar más relacionado con la inflamación o artritis. Esta causa tanto la hinchazón como el dolor.Una amplia variedad de trastornos pueden causar artritis. Las más comunes son:

  • Artritis reumatoide
  • Osteoartritis
  • Artritis infecciosa
  • Gota
  • Trastornos autoinmunes
  • Vasculitis
  • Osteonecrosis

El dolor producido por una artritis suele empeorar al moverse la articulación y suele extenderse por las estructuras cercanas, como ligamentos o tendones.

Infecciones óseas

Existen infecciones óseas como la osteomielitis que pueden provocar dolor en los huesos. En estos casos suelen ser dolores profundos, penetrantes y sordos.

Cáncer

Determinados tipos de cáncer pueden afectar a los huesos. Con lo que si el dolor perdura en el tiempo es muy recomendable realizarse un chequeo rutinario.

Osteoporosis

Se define como una enfermedad en la que gradualmente los huesos se van volviendo más frágiles y propensos a fracturarse. Suele darse en adultos de edad en avanzada aunque puede aparecer en jóvenes por la falta de calcio u otros trastornos que pueden generarla.

 

Diagnostico de dolores óseos y articulares:

El dolor de huesos y articulaciones suele diagnosticarse con las siguientes preguntas y pruebas:

  • Entrevista personal
    • ¿Dolor crónico o puntual?
    • ¿Que factores le alivian el dolor?
    • ¿Empeora al moverse?
    • ¿Que articulaciones o partes están involucradas?
    • ¿Tiene fiebre, sequedad en los ojos?
    • ¿Tuvo alguna contusión?
  • Examen físico
  • Pruebas
    • Ánalisis de sangre
    • Radiografía de los huesos
    • Gammagrafía ósea
    • Tomografía
    • Estudio de los niveles hormonales

Tratamiento

El dolor de huesos y articulaciones no tiene un tratamiento único porque existen multitud de causas que pueden generarlo. No obstante, suele mejorar con el tratamiento a base de anti-inflamatorios, analgésicos o si el dolor es muy severo opioides. El tratamiento a base de calor o frío también suele ser una forma de aliviar los síntomas.

No dude en acudir a su especialista si encuentra que el dolor aumenta.