Dolor de cintura o espalda baja – Causas y Tratamientos

dolor de cinturaEl dolor de cintura o de espalda baja es otro de los problemas comunes relacionadas con los dolores de espalda. En un alto porcentaje de ocasiones será por una de estas causas:

Causas del dolor de cintura

1- Problemas articulaciones sacro iliacas

Son todos aquellos dolores relacionadas con las articulaciones sacro iliacas (situadas en la pélvis) y que estabilizan la zona. Si tenemos alteraciones en la movilidad que realicen mayor movimiento en el derecho que en el izquierdo seguramente padeceremos problemas de este tipo.Las causas que lo provoquen pueden ser diversas. Algunas de las mas comunes pueden ser desde problemas plantares, plantillas, etc.

 

2- Problemas  lumbares bajos

  • Espondilosis
    Se define como una degeneración progresiva que afecta a los discos intervertebrales. Es la causa más común de problemas relacionados con la compresión medular en personas mayores a los 50 años.Su degeneración es el que causa el desgaste y el dolor de la cintura.
  • Hipermovilidad
    Puede ser debido a una hipomovilidad en zonas colindantes. Al trabajar más de lo necesario, sufre desgaste y puede irradiar dolor en la cintura.
  • Artrosis lumbar
    Puede estar relacionada con las dos anteriores. Ese sufrimiento constante puede degenerar en artrosis.

3-Sobrecarga

La sobrecarga de los músculos que se insertan en la masa común sacro lumbar puede provocar un dolor en la cintura. No suele ser un dolor agudo sino más ligado al cansancio físico y más generales.

 

Prevención del dolor de cintura:

Como en la mayoría de los dolores de espalda, la prevención resultará ser tu arma más efectiva para combatirlas. Veamos unos prácticos consejos que te pueden venir bien para evitar que aparezcan estos molestos dolores de cintura.

  • Reposo en posición de costado. Si aparecen los primeros dolores, no te sobresfuerces y obligate a realizar reposo en es aposición. De costado y con una almohada entre las piernas.
  • Frío cuando es dolor es agudo. Calor cuando el dolor acompaña a rigidez. Intercambiar ambos puede venirte bien en la mayoría de casos. Sino lo tiene valore comprar una bolsa de gel que pueda usar como elemento de calor o frío en función de la ocasión.
  • Los masajes suaves pueden aliviar el dolor aunque no solventarán el problema que los generó.
  • Actividades como el yoga en el que se mantiene flexible y se estira la columna son prácticas deportivas que pueden complementar muy bien su estilo de vida.
  • Realice actividad física con regularidad, pero pregunte a su especialista antes si es una actividad que puede realizar sin temor a empeorar sus dolencias.
  • Gran porcentaje del disco intervertebral es agua, es por esto, que mantener una hidratación correcta es un requisito fundamental para prevenir lesiones.