Dolores de Garganta – Causas y Remedios

Los dolores de garganta son un de los problemas frecuentes tanto en hombres como en mujeres. Suele acompañar de situaciones de picazón y molestias al tragar. Cabe destacar que existe una diferencia notable entre un dolor de garganta y una amigdalitis (inflamación de amígdalas) y faringitis (infección vírica causada por el estreptococo).

Aunque el denominador común es que todas ellas ocasionan dolor de garganta, no tiene porque significar que tengas amigdailits o faringitis. Veamos cuales son las causas y tipos más frecuentes:

Causas y tipos de dolores de garganta:

Infecciones:

Diagnóstico dolor gargantaLas principales causas de los dolores de garganta suelen ser las infecciones (bacterianas o víricas) que pueden afectar a la faringe (faringitis) a las amígdalas (amigdalitis) o a la laringe (laringitis) y suelen ocurrir principalmente en invierno.

Con origen bacteriano:

Si tienen un origen bacteriano suelen identificarse por la presencia de altas fiebres y pus en amígdalas, dolor en los ganglios y ausencia de tos. La bacteria más común en producir estas infecciones es el estreptococo.

Síntomas:

  • Fiebres altas (por encima de los 38º)
    • Sudoración
    • Escalofríos
    • Dolor muscular
    • Sensación de debilidad
    • Perdida de apetito
  • Pus
  • Inflamación en los ganglios linfáticos: Cuando el cuerpo intenta combatir una infección bacteriana las glándulas comienzan a trabajar con mayor actividad y pueden llegar a inflamarse. Es por tanto, un síntoma de dolor de garganta producido por infección bacteriana y la puedes identificar palpando con tus dedos.
  • Dolor al tragar

Transmisión:
A diferencia de las infecciones virales las infecciones bacterianas son más difícil de transmitir y necesitan contacto muy próximo y prolongado con lo que suele transmitirse de familiares o amigos muy próximos.

Las bacterias más comunes en generar este tipo de dolor de garganta suelen ser los estreptococos del grupo A, grupo C y grupo G.

Tratamiento:
Los dolores de garganta e infecciones de cuello con origen bacteriano se tratarán mediante antibióticos y a diferencia de las virales (que suelen mejorar espontáneamente después de unos pocos días) las bacterianas pueden ocasionar complicaciones si no son tratadas a tiempo con antibióticos.

Con origen vírico:

Dolor garganta viralSi tiene un origen vírico la tos, la congestión nasal y el dolor de cabeza suelen estar presentes. De entrada, ya vemos una diferencia destacada respecto la del tipo bacteriana, ya que en ella la congestión nasal y la tos no suelen estar presentes.

 

 

 

Síntomas:

  • Fiebres / Dolor de cabeza
  • Congestión nasal
  • Tos
  • Dolor al tragar

Los tipos más frecuente de virus en derivar en dolor de gargantasuelen ser los del resfriado común y gripe aunque existe otro caso denominado mononucleosis infecciosa (enfermedad del beso) producida por un virus llamado Epstein-Barr y que se caracteriza por la aparición de fiebre, faringitis, ganglios y aumenta del tamaño del bazo.

Tratamiento:
A diferencia de los dolores de cuello con origen bacteriano, los de origen viral no suelen tener un tratamiento específico y es importante no recurrir a antibióticos ante este caso ya que de usarlos provocamos que las bacterias se vuelvan más resistentes.

Ante estos casos lo más habitual es aliviar los síntomas mediante remedios caseros como gárgaras, miel o tomar medicinas antiinflamatorias (como el paracetamol o el ibuprufeno).
Prevención:
La mayoría de dolores de garganta con origen viral se pueden prevenir porque los microbios que las causan suelen estar presentes en el medio ambiente. Será importante lavarse bien las manos y evitar compartir tazas o besar personas con síntomas.

Alergia

La alergia puede ser otro de los motivos que derive en dolor agudo de garganta. Suele ser más común en primavera y otoño y se origina como reacción del sistema inmunológico ante un estímulo que detecta como extraño.
Las partículas más frecuentes son los ácaros, polvo, polen, el pelo de los gatos o inclusive algunos alimentos o medicamentos. Otros más extraños, pueden ser las picaduras de los insectos.

Sintomas:

  • Goteo nasal
  • Tos
  • Obstrucción fosas nasales
  • Estornudos
  • Erupciones en la piel
  • Asma

Diagnóstico:
No siempre es sencillo aunque la persistencia de síntomas mediante exista el estímulo y la rapidez en su aparición ante un cambio de ambiente/lugar pueden dar pistas. La única forma de salir de dudas es realizar un test de alergias.

Tratamiento:
No existe tratamiento específico para paliar el dolor de garganta derivado de alergias aunque obviamente alejarse del estímulo o tomar antihistamínicos (recetados por su médico) eliminarán su problema.

Prevención:
Una vez tengamos claro cual es el estímulo que lo origina la única forma de prevenirlo es alejarse del estímulo en cuestión y llevar consigo siempre la medicación recetada por su médico.

Otros factores irritativos:

Otros factores que pueden originar dolores de garganta son los denominadores factores irritativos y son los derivados de la exposición sostenida al humo del tabaco u otros contaminantes.

Remedios caseros para combatir los dolores de cuello:

Remedios dolor gargantaAdemás de los tratamientos listados en el artículo os presentamos un listado de remedios caseros para aliviar o tratar estos molestos dolores. Siempre que no estemos en un tipo de dolor con orígen bacteriano, pueden ser buenos métodos para mejora su problema.

 

  1. Tomar una cucharada de Miel
    La miel es conocida por ser un excelente antiséptico, es decir ayuda a limpiar y destruir las infecciones. Es por esto que será un genial aliado para combatir dolores de garganta con origen viral, además de contribuir a minimizar la tos. Debemos tener en cuenta que los niños menores de un año no deben tomarlo por estar contraindicado. 
  2. Hacer gárgaras con agua tibia y sal
    Hacer gárgaras varias veces al día con agua tibia y sal contribuye a que las células de la membrana mucosa (inflamadas) vuelvan a su estado. No se debe exceder a dos/ tres veces al día porque sino puede ser contraproducente y podemos resecar las membranas.
  3. Tomar caramelos
    Cualquier pastilla o alimento (en especial con sustancias refrescantes como el eucalipto o la menta) pueden contribuir a paliar el dolor de una forma natural.
  4. Beber líquidos
    Los líquidos humedecen las membranas mucosas con lo que la sensación de dolor se reduce sensiblemente.
  5. Tomar una sopa de pollo caliente
    La sopa caliente, en especial la de pollo, es beneficioso para aliviar nuestros dolores de cuello. Proporciona alivio y aporta una buena cantidad de socio a nuestro organismo.
  6. Ponerse una compresa caliente en la garganta
    Un paño caliente sobre la garganta puede mejorar la circulación de la misma haciendo disminuir la inflamación.
  7. Ducharte con agua caliente
    Dejamos el remedio más curioso para el final. La explicación es que la sequedad del ambiente es uno de los enemigos más peligrosos para la garganta. Es por eso que hacerse con humidificador o valerse del vapor de una buena ducha caliente puede ser un perfecto y original remedio para combatir la sequedad.Aclarar que no es necesario tomar la ducha solo respirar el vapor generado.