Dolor de meniscos

El menisco es un cartílago fibroso que tiene aspecto de medialuna o croissant (de ahi su nombre, ya que este vocablo en griego se traduce por media luna) siendo su principal función la de lograr la adaptación de la articulación de la rodilla, facilitando todos sus movimientos. Podríamos decir que actúa a modo de amortiguador.
El dolor de meniscos, por tanto, es un dolor en la rodilla. Puede tener varias causas pero antes deberemos identificar que es realmente por un problema en el menisco. Veremos como hacerlo, no sin antes ver la anatomía del menisco.

Partes del menisco:

dolor de meniscosCada rodilla cuenta con un menisco y este tiene fundamentalmente dos partes:

  • Menisco medial o interno
  • Menisco lateral o externo

Ambos meniscos se encuentran unidos a la tibia y fémur evitando movimiento desproporcionados y actuando a modo de límite.

En el caso de la famosa rotura de meniscos en futbolistas(una de las causas que veremos sobre el dolor de meniscos) la rodilla experimenta un bloqueo, experimentando un dolor intenso en los laterales.

 

Funciones del menisco

Cómo ya hemos visto, la principal función de los meniscos es la de actuar a modo de amortiguación y límite de movimientos desproporcionados, aunque existen otros menos conocidos. Veamos cuales son antes de profundizar sobre que puede causar el dolor y como podemos aliviarlo.

  • Repartir el líquido sinovial durante los desplazamientos .
  • Aumentar la superficie  de apoyo (disminuyendo la presión)
  • Aumentar la concavidad de los platillos actuando a modo de cuña para mejorar la estabilidad

 

Causas del dolor de meniscos en la rodilla:

El dolor de menisco se percibe en un primer momento como un dolor de rodillo. Sin la ayuda de un especialista será difícil percibir si se trata del menisco o cualquier parte de la rodilla. Normalmente necesitarás realizarte un chequeo médico para salir de dudas.

Podemos dividir las causas de un dolor de meniscos en dos grandes familias. Dolores de meniscos con origen traumático (por un golpe, contusión) o con origen degenerativo.

Dolores de menisco con origen traumático (Meniscopatía traumática)

rotura-meniscosLos dolores de menisco con origen traumático o meniscopatías traumáticas (término médico para definirlas) son todas aquellas que se producen repentinamente por un golpe o traumatismo. Habitual durante la práctica deportiva (lo hemos visto muchas veces en futbolistas profesionales) o por un accidente de tráfico o caída. Es más habitual en personas menores de 30 años por el hecho de que son más activas deportivamente hablando.

Tipos de lesión del menisco:

  • Rotura total
  • Rotura parcial

Dolor de meniscos con origen degenerativo ( Meniscopatía degenerativa)

Este tipo de dolor tiene su origen en la degeneración del tejido meniscal debido a la edad o enfermedades degenerativas como la artrosis. También es frecuente en deportistas de alto nivel por la elevada actividad que han tenido durante su carrera profesional.

A diferencia de la meniscopatía traumática esta no se produce (necesariamente) por ningún golpe o traumatismo y puede producirse repentinamente tras apoyar una gran cantidad de peso en la rodilla o un simple salto. Suele ser más común en adultos mayores de 40 años.

¿Cómo identificamos que el dolor de rodilla proviene del menisco?

La única forma de asegurarlo al 100% es mediante un examen médico aunque los síntomas de un dolor de menisco pueden darnos pistas. Por ejemplo, es probable que el dolor de rodilla sea por el menisco si…

  • En el momento de la lesión o traumatismo escucha un chasquido o crujido y en este momento es cuando aparece un elevado dolor en la zona. No obstante, la rotura de ligamento cruzado también provoca la misma situación.
  • En el momento de la lesión o traumatismo se provoca un derrame articular que bloquea la articulación, impidiendo su flexo/extensión.
  • Nota molestias frente a giros, torsiones o al sentarse

¿Cuando deberemos acudir al médico por un dolor en la rodilla o dolor en meniscos?

Por precaución debería acudir siempre que notara una molestia aunque existen unos motivos en los que es indispensable.

  • Presenta un dolor intenso incluso sin soportar peso
  • La rodilla se dobla y produce chasquido
  • Presenta fiebre y enrojecimiento
  • Presenta mucha inflamación en la rodilla
  • Aún tiene dolor tras tres días de reposo
  • No puedo soportar peso

¿Que pruebas nos realizarán para detectar un dolor de meniscos y descartar cualquier lesión?

  • Entrevista médica
    Su especialista le entrevistará para averiguar cuales fueron las causas que motivaron el dolor, identificar si fue a causa de un golpe y ver lo que sintió. Tras ello el médico tendrá una sospecha del diagnostico y procederá a realizar una exploración física acompañado de una serie de pruebas para validar su diagnostico.
  • Exploración física
    Su especialista realizará una exploración física de la rodilla, para detectar si el dolor aparece ante movimientos de flexión/extensión así como detectar inflamación o cualquier deformación.
  • Pruebas específicas
    Para validar cualquier diagnostico de su especialista es común que le realizcen alguna de estas pruebas médicas:

    • Cultivo líquido sinovial
    • Radiografía
    • Resonancia magnética
    • Tomografía

¿Cómo aliviar, minimizar o prevenir el dolor de meniscos?

Como cualquier dolor de rodilla, si aún no tiene su diagnóstico ni le han explicado las pautas puede comenzar por estos sencillos consejos para aliviar su dolor.

  • Descante y evite actividades que causen dolor
  • Evite poner peso en la rodilla
  • Use vendajes elásticos para reducir la inflamación
  • Duerma con la almohada bajo las rodillas
  • Mantenga la rodilla en alto
  • Utilice hielo para reducir la inflamación
  • No recomendamos la automedicación pero puede tomar antiinflamatorios para moderar la inflamación.
  • Si va hacer ejercicio, no siendo nada recomendable si el dolor es agudo, caliente bien y estire todos los músculos.
  • Evite correr cuesta abajo, en su lugar camine. Corriendo cuesta abajo carga todo su peso en las articulaciones y aumenta el riesgo de rotura.
  • Evite deportes de impacto (en su lugar coja la bicicleta, o mejor aún, practica natación)
  • Reduzca la cantidad de ejercicio que realiza
  • Baje de peso
  • Si tiene pies planos, acuda a especialista para realizarse unas plantillas.
  • Verifique que las zapatillas con las que corra son adecuadas.

¿Que hacemos si el dolor de menisco aparece…?

  • Después de correr:
    Estire bien, pongáse hielo y espere si remite. Sino lo hace visite su traumatologo.
  • Mientras corremos
    Pare de inmediato la actividad, y camine hasta su destino. Seguir puede producirle una lesión más grave.
  • Mientras hacemos cualquier otro ejercicio
    Del mismo modo que si nos ocurre mientras corremos.
  • Sin tener diagnosticado una rotura
    Evite ejercicios de elevada intensidad y visite un fisioterapeuta.
  • Después de una lesión diagnosticada
    Si tras lesión y rehabilitación permanece el dolor visite su especialista y explicarle que siente. Evite cualquier riesgo. Es preferible aumentar el reposo y volver cuando esté recuperado.
  • Tras un golpe
    Ya lo hemos explicado en el artículo.
  • Caminando
    Del mismo modo que corriendo, baje la actividad, evite bajadas y ponte hielo de inmediato para reducir la inflamación. Acuda a su especialista si va en aumento.
  • Tras inflamación
    Del mismo modo que ante un golpe, o ejercicio.